Make your own free website on Tripod.com

Home

FOROS | Historia de la Música Electrónica | The Chemical Brothers | Kraftwerk | Nine Inch Nails | Contacta con Nosotros
...
Kraftwerk

kraftwerk.jpg

En esta página he comentado las figuras de grandes nombres de la Música Electrónica, pero si hay uno que concita la mayoría de de las adhesiones en lo que a su importancia se refiere, es sin duda alguna Kraftwerk.

Más que un estilo musical, Kraftwerk habla de una filosofía en conjunto, un modo de ver las cosas caracterizado por la vida urbana y la relación del hombre con la tecnología.

Centrado en la figura de sus creadores, Ralf Hutter y Florian Schneider, este grupo alemán originario de Düsseldorf comenzó su andadura con trabajos a mitad
de camino entre la experimentación electrónica al más puro estilo de Stockhausen y los delirios campestres y siderales de los krautrockers. Fue en 1974, con la asunción total de la electrónica, cuando dieron el pistoletazo de salida del
tekno, del que son inventores absolutos: Autobahn, con su largo tema homónimo que reproduce un imaginario viaje por una moderna autopista alemana, prefigura lo que habría de venir ritmos sintéticos obsesivos, melodías futuristas, voces procesadas con un vocoder y una inventiva sin límites.

Para entonces, a Hutter y Schneider se unen Karl Bartos y Wolfgang Flür, encargados de la percusión electrónica, y Emil Schult, que contribuiría al concepto estético de los trabajos del grupo. También fundan su estudio particular, Kling-Klang, donde se gestarían muchos de los momentos más
brillantes de la música de finales de siglo, y se experimentaría con la tecnología a fin de desarrollar nuevos instrumentos e inventos para satisfacer las necesidades creativas del grupo (que al parecer ha patentado no pocos de estos artilugios).

Ralf, Florian, Karl y Wolfgang

Radio-Aktivitat, de 1976, es su primer disco totalmente electrónico, aunque es quizás el menos techno de su discografía. El concepto del título es desarrollado
en canciones largas tan evocadoras como la propia Radioaktivitat y en pequeñas viñetas donde prima la experimentación.

En el 77 graban Trans-Europe Express, trabajo que auna tanto el ritmo obsesivo y maquinal del tema homónimo, con la introducción de la percusión metálica en Metal on metal, como un romanticismo muy sui-generis en Europe endless y
The hall of mirrors. El retrato de la vieja Europa y sus contradicciones: elegancia y decadencia.

Die Mensch-Maschine aparece en 1978, y en él muestran a las claras la relación entre el hombre y la tecnología, sobre todo en la inquietante Die Roboter, que posee un ritmo machacón y decididamente artificial. También destaca Das
Modell, sin duda su tema más popular. La aventura electrónica continua.

No sacan nada hasta 1981, año en que es editado Computer World, sin duda la gran referencia para los estilos techno que surgirían después. Sobre todo en el plano rítmico, este trabajo conserva plena vigencia aún ahora, y es el espejo en que se mira todo nuevo techno-head. El sonido tecnológico de Kraftwerk llega aquí a su más trabajada expresión. Ni Electric Café (86) ni The Mix (91)
(revisiones digitalizadas de temas antiguos) consiguen superar la excelencia de los grandes discos del grupo. Para entonces, Bartos (que formaría el proyecto Electric Music) y Flur habían abandonado el grupo, siendo sustituidos por Fritz Hilpert.

Desde el 91, aparte de algunas actuaciones en vivo, Kraftwerk vive en una especie de semi-retiro: sin duda debe ser difícil compartir el mercado musical con gente que te considera casi un dios. La particular idiosincrasia de sus
líderes, junto a su gusto por la perfección, los eximen de querer prolongar si más su época de esplendor, que puede considerarse la auténtica mitología del techno.

A principios del 2000 apareció el single 'Expo 2000', compuesto por Kraftwerk como tema oficial de la expo Mundial de Hannover: son cuatro mezclas del mismo
tema acompañadas por un video multimedia, que suponen la primera novedad musical del grupo de años.

La historia de Kraftwerk es fácil de contar, ya que de forma voluntaria se han aislado de las influencias externas. Por eso su estilo es único, y forma un
continuo musical de gran coherencia y compromiso. Lo difícil sería relatar de qué forma han influido en las generaciones posteriores: con decir que todo lo
que huele un poco a tecnología es deudor de su obra basta. Decir esto no es en modo alguno una exageración.